“V Centenario del castillo del Marqués de Los Vélez de Cuevas del Almanzora (1517-2017)”, por Antonio Llaguno Rojas

En este año de 2017 hace cinco siglos que el castillo del marqués de los Vélez de Cuevas del Almanzora empezó a construirse, por orden de don Pedro Fajardo, que en 1507 sería nombrado marqués de los Vélez por la reina Juana I de Castilla. La villa de Las Cuevas formaba ya parte desde 1503 del señorío de los Vélez, que extendía sus posesiones entre las provincias actuales de Murcia, Granada y Almería.

Las Cuevas, siendo la villa más meridional de los Estados del marqués, fue para éste un enclave estratégico fundamental, y por ello merecedor de ser defendida por una fortaleza, cuyo embrión sería una torre de alquería nazarí del siglo XIII, que a su vez se había construido sobre una atalaya romana, modificándose su estructura para convertirse en la torre del homenaje del castillo.

Desde entonces, el castillo ha sido el edificio más emblemático de Cuevas, situado en su parte más elevada, como si quisiera abrazar a sus habitantes y siendo su refugio de los ataques de los piratas y corsarios berberiscos norteafricanos y de otros bandidos que asolaban la comarca.

En el interior de las murallas se encontraban la casa del alcaide, donde éste residía con su familia, personal de administración y algún elemento militar, además de ser utilizado por el propio marqués cuando se encontraba en la villa (de ahí su otro nombre de “palacio del marqués”); el edificio de la Tercia o Pósito, donde se guardaban los granos que los vasallos del marqués tributaban a su señor; unas bodegas anexas, que contenían vino y aceite seguramente; un huerto de árboles frutales; viviendas anexas a la muralla, entrando a la izquierda, donde habitaban la guarnición militar y la servidumbre; el patio de armas; y la propia torre del homenaje.

El castillo sería comprado por el Ayuntamiento en 1989 a los que entonces eran sus propietarios, María Mercedes Caro y Atucha y a los hijos de su hermano ya fallecido, todos ellos descendientes del primer conde de Cuevas de Vera.

En la actualidad, tras una laboriosa restauración, en gran medida llevada a cabo por sucesivas Escuelas Taller, el castillo alberga diversas dependencias municipales, como el Museo Antonio Manuel Campoy, el Museo Arqueológico, una sala de exposiciones temporales, la Biblioteca Municipal, el Archivo Histórico (trasladándose al Convento de san Francisco), un Auditorio al aire libre y, provisionalmente espero las oficinas de la Policía Local (sería aconsejable su traslado a otro lugar).

Volviendo al principio de este artículo, hemos empezado diciendo que hace cinco siglos empezó la construcción del castillo, pero no hemos dicho que se celebra o conmemora, porque esta celebración o conmemoración aún no ha tenido lugar lamentablemente, y se hace necesario.

Antonio Llaguno Rojas