Pregón Feria de San Diego de 2017 de Juan José Camacho

Buenas noches Cuevas,

Excmo Sr Alcalde -presidente del Ilustrísimo Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora, miembros de la corporación local, pregonera infantil, cuevanos y cuevanas, vecinos de las diferentes localidades limítrofes  y público en general aquí presente, mis más sinceros agradecimientos por acompañarme en este acto de inauguración como pregonero de las fiestas en honor a nuestro patrón, san Diego de Alcalá.

Me invade una mezcla de sentimientos y emociones, responsabilidad y orgullo, nerviosismo y satisfacción díficil de describir con meras palabras, pero os puedo asegurar, que hoy 9 de noviembre de 2017 quedará grabado como uno de los días más importantes en mi vida, bajo este marco incomparable, esos días que guardaré en mi retina.

–  Espero estar a la altura de mis predecesores pregoneros, cada uno de ellos eminentes personalidades en sus diferentes ámbitos profesionales de actuación, personalidades entrañables dentro de nuestra sociedad y abanderados de nuestra querida Cuevas del Almanzora.

– Espero hacerlo bien para no salir pregonáo !!!

– Nací en 1983, siendo el quinto de seis hermanos, bajo el regazo de la figura de mi madre Isabel Fuentes, la madre que me parió! Ella lo es todo para mí, un referente en todos los aspectos, faltan adjetivos para calificarla, simplemente mi madre! Como no,  a mi padre Francisco Camacho trabajador y luchador donde los haya, humilde y sencillo, son ellos quien forjaron los valores de éste, quien hoy os habla.

– En la calle el Ajezón crecí siendo un niño feliz, carente de  lujos pero sin necesidad. Me encantaba ver a mi abuelo, trabajando el esparto, y que ricos estaban los bollicos fritos de mi abuela. Eran tiempos en los que se jugaba en la calle, por entonces no había móviles, sino mobilettes, se pasaba la tarde jugando al bote, al elástico, a la comba, al pilla-pilla, al escondite o a las canicas. Como olvidar los partidos de fútbol en el campo del Pilar, o, las colas en la tienda de la Karina, al salir de misa los domingos. Los baños en la acequia, y dar saltos con la bici en el circuito del Barrio Bravo, comerte una barra de pan caliente, con aceite y sal, son algunos recuerdos que me causan nostalgia y felicidad.

– La vergüenza se encontraba ausente en mi personalidad, con 7-8 años realizaba mis primeros pinitos cantando, con una guitarra de madera con cuerdas de hilo de pescar, hecha por mi hermano; jamás olvidaré la tarde que llegaron 2 osos amorosos en un 2 caballos a la puerta de mi casa, y como las grandes estrellas del pop español de la década de los 80 actué en el Crysalys. Ni las mañanas de los sábados contando chistes en Radio Sol se salvaban de mi desparpajo infantil.

– El colegio Asensio Granados fue el centro educativo que me vio crecer, D. Juan Cervantes, D. Enrique o Doña Rosario,  fueron los responsables de mis primeras pinceladas sobre educación y valores que deben acompañarnos durante  nuestra vida.

– Apasionado del deporte, practiqué tenis, y de la mano de Miguel Díaz competí a nivel provincial, en mis vitrinas poseo algún trofeo del campeonato de ferias pasadas, más tarde fue el pádel el deporte que llenó mi tiempo y del que guardo grandes recuerdos

– Sin darme cuenta la adolescencia se presentó en mi vida, y llegaban las primeras noches de fiesta, en la mítica Boncalo, los primeros amores, los largos días en la feria, dónde salías a comer y te recogías al amanecer, infinitos días con mis amigos, esas personas que tú elijes para que estén a tu lado, a todos vosotros os quiero dar las gracias por estar siempre ahí. Gracias desde lo más profundo de mi corazón.

-Una vida sobre ruedas comienza en 2013, cuando por un accidente sufrí una lesión medular, días de incertidumbre y miedos quedaron hoy atrás. La vida es una continua carrera de obstáculos, ninguno de ellos infranqueable, para cada uno de nosotros. Comencé a acuñar en mi persona el término “resiliencia”, sí, es la capacidad que tiene el ser humano para sobreponerse a las adversidades. Todos y cada uno de nosotros llevamos intrínsecamente un resiliente, no lo dejemos escapar.   Mi experiencia en Parapléjicos fue excepcional, porque allí, como diría *Antonio Orozco me devolvieron la vida. A pesar de esos tiempos adversos, siento que he crecido como persona y he conocido a gente maravillosa. Pronto me dí cuenta que mi vida había cambiado para siempre y lo tenía que afrontar, que dejaba de hacer muchas cosas, y que otras estaban por llegar. El destino me guardaba una grata sorpresa en las instalaciones de la que fue mi casa durante casi 9 meses, una mañana  del gélido invierno toledano comienzo a escribir mi historia en el mundo del deporte de la handbike, donde volví a sentir libertad, el viento en mi cara, y otros muchos sentimientos que no puedo expresar.

– Después de muchos entrenos, sufrimiento y alguna caída, comencé a competir a nivel nacional, llegando a ser Campeón de España, y paseando el nombre de mi pueblo allá donde voy, desde Bilbao a Ciudad Real, Jerez o Valencia y a cada uno de los rincones de la geografía española donde disfruto de éste bello deporte

– Más allá de trofeos o diplomas mi mayor logro es tener a mis hermanos y sobrinos junto a mí, además de mis amigos, con ellos disfruto en cada viaje, viviendo nuevas experiencias, conociendo gente increíble y utilizando el deporte como un vehículo de integración social

– Integración social que podemos llevar a cabo desde nuestro lado más creativo y artístico con unas pinceladas de color y alegría plasmado en cada uno mis lienzos elaborados durante éste nuevo periplo de mi vida.

– Es tiempo de hablar de mi pueblo al que tanto quiero

– Añoranza tuve de él en los 9 meses que estuve fuera

-Cuevano de pura cepa, me siento un privilegiado de vivir y ser de aquí porque:

Cuevas es historia, tradición y cultura;

 Es su castillo, su iglesia y la calle el pilar

Cuevas es amable, acogedora y humana;

Es Fuente Álamo, Sierra Almagrera y El Arteal

Cuevas es su gente y su manera de hablar;

Su Semana Santa, La Vieja y El Carnaval

Cuevas son sus pedanías y su olor a azahar;

Su Sol, la arena y el Mar

-Cuevas es, su feria y fiestas por San Diego de Alcalá, días de color y alegría, días para disfrutar, con familia y amigos de las casetas y su comida tradicional, de unas copas o un paseo por el ferial, de las atracciones o los conciertos, días en los que el pueblo se engrandece y desprende felicidad.

No puedo despedirme sin desearos a Cuevanos y visitantes que disfrutéis de la feria, una feria para todos, nuestra feria

¡¡¡¡Paisanos!!!! ¿Tenéis ganas de feria?

¡¡¡¡Viva San Diego de Alcalá!!!!

¡¡¡¡Viva Cuevas!!!!

¡¡¡¡Estamos de feria!!!!