José Miguel Torrecillas es el ganador del concurso del cartel de carnaval

El concurso de cartel de carnaval de Cuevas del Almanzora ya tiene ganador, José Miguel Torrecillas. El Ayuntamiento, a través de la concejalía de Festejos, ha dado a conocer el nombre del joven vencedor.

El jurado ha decidido otorgar el único premio del concurso a José Miguel Torrecillas Aguilera, por su obra del carnaval cuevano. Torrecillas es natural de Tabernas y Técnico superior de gráfica publicitaria por la Escuela de Artes de Almería.

Próximamente, coincidiendo con la presentación oficial del cartel y la programación de carnaval, el Alcalde Antonio Fernández y la edil de Festejos Ana María Castro, le harán entrega del premio, dotado con 300 euros.

El carnaval cuevano es uno de los acontecimientos festivos de mayor trascendencia popular. Mantiene casi inalterable la tradición de las máscaras de facha. Estas están ataviadas por ropa antigua, desusada y pasada de moda acompañada de numerosos artilugios. Su objetivo es desfigurar el cuerpo, ocultar el rostro y alterar la voz para evitar ser reconocidas.

Las máscaras llevan consigo un elemento característico de dicho evento, se trata del cascarón. Este está realizado con cáscara de huevo y relleno de papelillos de colores, con el fin de estamparlo en la cabeza de los asistentes al desfile.

Miércoles de ceniza

Otro aspecto especial es el entierro de sardina, considerado como un evento festivo único. Comienza la noche anterior al miércoles de ceniza con el velatorio. Los personajes van ataviados con una sábana y una vela anunciando la muerte de la Sardina.

El miércoles se produce le salida del cortejo fúnebre. Está formado por dos jóvenes que abren la comitiva con sus ciriales, un oficiante vestido con capa, gorro episcopal y una manta de tocino en forma de libro de ceremonias con chorizo y morcilla en el centro.

Acompañan a la comitiva, cuatro viudos apenados, llevando a hombros a una gigante sardina. También se representa a la viuda que, encarnada por un varón, es la protagonista de la función. Esta sardina es acompañada por numerosos viudos vestidos con capa negra, pañuelo y corbata rojo, chistera y sombrilla negra.