«Empezamos en un garaje al más puro estilo ‘Google’ y la cosa ha ido creciendo hasta el día de hoy»

Fran Guevara y Fran Martínez son los creadores del grupo Instelnet, empresa que nació hace menos de seis años y que ya ha atraído la atención de la comarca del Levante almeriense en el mundo de las telecomunicaciones. Ellos se conocían desde hacía muchos años y sus trayectorias les han ido encontrando en diversas etapas de sus vidas, hasta llegar a ser parte de un proyecto común como Instelnet, que aflora ya nuevas ‘ramas’ como Fibraya! que ya está dando fibra óptica en Villaricos.
– ¿Cómo surge la idea y cómo se pone en marcha Instelnet?
– Nos conocimos haciendo radio. Hacíamos un programa en las noches de los sábados, y ya poníamos RDS (radiotexto) anunciando la Feria en la que estábamos, ya tirábamos de tecnología cuando apenas había nada. Éramos amigos y en muchas ocasiones compañeros de trabajo. Pensando, pensando, se nos ocurrió que podíamos dar Internet a amigos y familiares a través de una torre repetidora que teníamos de la radio y, de ahí, a los miles de clientes de hoy.
– Empezastéis en un garaje a hacer las primeras ‘pruebas’…
– Sí, empezamos en el garaje de casa, pensamos que podríamos dar Internet y cogimos un ordenador ‘recauchutado’ con las tapas quitadas y una tarjeta de red. El ‘invento’ funcionaba y ya empezó más gente a pedirnos el servicio. Vimos que teníamos que empezar a funcionar de otra manera y ya ‘sofisticamos’ las infraestructuras y arrancamos el proyecto. Instelnet Comunicaciones surge de todo eso en septiembre de 2012.
– ¿Fueron, entonces, unos inicios ‘divertidos’?
– Bueno… (risas). Sí y no. Digamos que empezamos como ‘de broma’ pero que conforme la cosa se ponía seria el trabajo era como en todos los inicios totalmente absorbente, se puede decir que dormíamos en el Cucharón, donde tenemos los repetidores y antenas, subíamos allí e íbamos haciendo las pruebas, nos enseñamos a través del prueba-error. Gracias a eso conocemos el sistema a la perfección. Lo hemos montado desde cero. Llegó un momento, además que hubo un punto de no retorno, el teléfono no dejaba de sonar, cada vez más gente quería nuestros servicios y ya tuvimos que ir creciendo.
– ¿Qué creéis que os ha hecho ir creciendo?
– La cosa fue a más, creemos que por el boca a boca. Es verdad que invertimos en publicidad, pero el boca a boca de la gente es lo que más funciona. Por eso tratamos siempre al cliente lo mejor que sabemos y podemos, invertimos en nuestras redes para dar mejor servicio y más seguridad. En definitiva, buscamos dar lo mejor.
– La clave del éxito para vosotros estaría entonces en…
– En la máxima de acción-reacción y un trato personal. Cuando un cliente nos llama nos llama a nosotros, no habla con una operadora de cualquier lugar de España. Ofrecemos cercanía, que es lo que da seguridad, el hablar de tú a tú, y solucionamos el problema de nuestro cliente enseguida porque entendemos de que nos habla ya que contacta con un técnico que ha mamado la red. No hay ninguna incidencia que tardemos más de 5 o 6 horas en resolver. Además, esa es otra de nuestras máximas, damos más prioridad a una incidencia que a un alta.
– Ofrecéis un servicio que se distingue de los de las grandes operadoras desde el principio, ¿es así?
– Sí. Empezamos con Internet inalámbrico, llegamos donde no llegan las grandes operadoras y también donde llegan, pero sin permanencias y con una opción más asequible, sin perder calidad, es decir, ajustada a tener el mejor servicio posible al precio justo. De hecho, así crecimos un 200% en un año, algo que nos animó y nos anima a seguir adelante y seguir invirtiendo en este proyecto.
– Además de Internet inalámbrico ya ofrecéis más servicios.
– Así es. Cada vez la gente pide más servicios, más calidad y rapidez, y es que, cada vez, los contenidos son más pesados y con mayor calidad y se necesitan mejoras. De ahí que nos hayamos lanzado a la fibra. Han empezado en Villaricos. De la tecnología de telecomunicaciones FTTH (del inglés Fiber To The Home), también conocida como fibra hasta la casa o fibra hasta el hogar, nos hemos convertido en el primer operador, bajo la marca Fibraya! del grupo Instelnet, en ofrecer el servicio en esta barriada costera. Ampliaremos a Cuevas y algunas otras pedanías. Nos lanzamos porque el wifi tiene sus limitaciones de velocidad, y cada vez la gente pide más velocidad debido a que los contenidos multimedia son de mayor calidad, con más volumen y necesitan mayor velocidad y la fibra óptica es la única forma de dar un servicio mejor y con mayores velocidades
– ¿Qué retos tienen por delante?
– Tenemos grandes proyectos en mente, pero poco a poco. Apostamos por lo nuestro, estamos en la comarca y seguiremos aquí dando trabajo y servicio a nuestra tierra. Tenemos ideas como uan red wifi paralela a la de fibra para tener Internet mientras paseamos por las calles de nuestro pueblo o en la playa… pero poco a poco.
– No paráis de pensar en cosas nuevas…
– Siempre estamos pensando en qué hacer… Somos el Zipi y Zape de las telecomunicaciones.