Cuevas consigue disminuir de forma considerable el absentismo escolar en el municipio

Cuevas del Almanzora ha experimentado en el último año una considerable disminución de los casos de absentismo escolar. Una reducción muy relevante que viene motivada por las nuevas medidas llevadas a cabo para conseguir que, cada vez, sean menos los menores que no acudan a clase, fomentando así la igualdad real en materia de educación.

Desde el área de Educación del Ayuntamiento cuevano se pusieron en marcha las figuras de agentes tutores y de monitor de absentismo escolar para luchar contra el absentismo escolar con el objetivo de concienciar a las familias de la importancia de que los pequeños no falten al colegio y cursen la educación obligatoria como un derecho fundamental para su presente y su futuro.

En esa línea, también se promueven iniciativas y proyectos donde se posibilita la participación de las familias, su implicación en las actividades escolares y la contribución al proceso educativo de sus hijos e hijas.

Así desde que comenzaron a derivarse a este equipo técnico los casos, ha sido en el  curso 2017/2018 cuando se han visto reducidas, las faltas de asistencia al centro escolar, de forma muy notoria.

Desde el Consistorio cuevano se tiene un compromiso firme por ese derecho de la educación universal y obligatoria, y con la lucha de una escolaridad normalizada, necesaria para alcanzar unos conocimientos culturales óptimos para luchar contra la exclusión social y para el desarrollo de la sociedad a nivel económico, social y cultural.

La experiencia dice que los problemas de absentismo se presentan más en barrios y barriadas con alto índice de desempleo, bajo nivel económico y educativo, donde la educación juega un papel secundario en la vida de las familias y los menores.

A pesar de los profundos cambios históricos, la familia sigue siendo la más completa y rica escuela de humanidad, donde se vive la experiencia más significativa del amor gratuito, de la fidelidad, del respeto mutuo y la defensa de la vida. Su tarea específica es la de custodiar y transmitir, mediante la educación de los hijos e hijas, virtudes y valores, a fin de edificar y promover el bien de cada uno y el de la comunidad.

Desde el área de Educación del Ayuntamiento, consideran que cuando los centros educativos y las familias comparten la tarea de desarrollar los valores en los niños y niñas, se está trabajando por una formación integral de niños y jóvenes responsables, maduros y capaces de hacer suyos los conocimientos que el centro educativo y el profesorado les ofrece.

Finalmente, el Consistorio explica que el principal eje de actuación que lleva a cabo tiene que ver con la prevención y concienciación, pero algunos de los casos llegan al juzgado, los casos que, desgraciadamente, no pueden solventarse de otra forma y, por ello, ya han llegado las primeras medidas sancionadoras a las familias por la falta de asistencia a clase de sus hijos, lo que demuestra que quebrantar la legalidad y privar a los menores de su derecho no queda impune.