Cuevas recuperará uno de los túneles mineros de Villaricos

Cuevas del Almanzora añadirá a sus atractivos turísticos, recuperando un elemento más de su patrimonio histórico e industrial, con la adecuación de uno de los túneles mineros de Villaricos de principios del siglo XX. En concreto, el Consistorio ya tiene en su mano el ‘Proyecto de mejora y acondicionamiento peatonal de túnel en Villaricos’, un trabajo cuya redacción fue encargada hace unos meses a la empresa veratense Ingenieria S1ngular y cuyo coste de ejecución rondará en torno a los 50.000 euros.

Según los antecedentes que explica la memoria de dicho proyecto, los túneles mineros existentes datan de principios del siglo XX y se encuentran situados en el antiguo sendero de acceso de Palomares hacia Villaricos, estando sus bocas de entrada situadas dentro del recinto que constituye la necrópolis de enterramientos fenicia mejor conservada de Europa, ‘Los Hipogeos’, y las salidas en la conocida playa de Siret.

Entrando en detalles se recuerda que en 1906 se inauguró el ferrocaril minero Herrerías-Villaricos, construido por el ilustre arqueólogo Luis Siret con el fin de abaratar el transporte de mineral que se producía desde las minas de Las Rozas hasta los embarcaderos de Villaricos, situados en la costa.

Según parece, advierte la memoria, dicho trazado contaba con 5,60 kilómetros de recorrido y el acceso a Villaricos, se producía mediante un túnel doble. El interés en rebajar a ultranza el coste del transporte de mineral, le llevó ese mismo año a la construcción de una línea ferroviaria entre Poetronila y el embarque de Los Hortelanos en Villaricos, cuya construcción se inició en el entorno de abril de 1897, siendo concluida en agosto del mismo año.

Por aquel entonces, el ferrocarril era arrastrado por un tiro de mulas y transportaba hasta un moderno embarcadero mecánico en Villaricos el mineral de hierro extraído de las minas próximas a las Herrerías.

Merece la pena indicar también que en la actualidad, por la resolución de la Consejería de Cultura orden de 14 de febrero de 2005, el yacimiento de Villaricos, sito en Cuevas del Almanzora, está inscrito como zona arqueológica en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz así como en la ley 14/2007 de Patrimonio Histórico de Andalucía.

¿Dónde se actuará?

En este proyecto se contemplan las actuaciones necesarias para la adecuación peatonal del denominado como ‘Túnel 1’, el que se encuentra a la derecha, aguas abajo. Su longitud total es de 151 metros y la altura del emboquille en la zona arqueológica de Los Hipogeos es de 4,7 metros.

La principal problemática «es el estado de dejadez en el que se encuentra», tanto la entrada como la salida «están en muy mal estado», con restos de basura arrojados y matorrales. Una vez en el interior del túnel se observa que se han ido produciendo una serie de desprendimientos de la clave y hastiales del mismo en algunos puntos concretos, encontrándose el material desprendido acumulado en la solera.

Así las cosas, con el fin de adecuarlo y adaptarlo para que se lleven a cabo visitas guiadas peatonales, se realizará una serie de actuaciones como limpieza y saneo de toda la longitud del túnel; un drenaje con el fin de garantizar la correcta evacuación de las aguas de escorrentía; un saneo hastial del margen derecho y reposición para proceder a la ejecución del muro de ladrillos macizo que compone dicho hastial; la ejecución del hastial izquierdo en torno al punto kilométrico 0+100; la retirada de reposición y revestimiento para conseguir la homogeneidad a lo largo de la longitud del túnel y mejorar su aspecto; y la retirada de raíces en el entorno de la boca de acceso desde la playa de Siret.

Igualmente cabe apuntar que al tratarse de un túnel con dimensiones interiores reducidas, no se considera conveniente trabajar con máquinas en su interior, por lo que todos los procedimientos constructivos se realizarán de manera manual.

En definitiva, la actuación consiste en la mejora y acondicionamiento del túnel, sin modificar la fisionomía y peculiaridades que posee, para que este pueda ser visitado de forma guiada y controlada, dando así la oportunidad a los visitantes de disfrutar de la riqueza cultural que posee el municipio y la comarca.