La Cala del Peñón Cortado de Cuevas, destacada en la revista Traveler como una de las playas realmente vírgenes de Andalucía

La revista ‘Traveler’ de Condé Nast vuelve a remarcar a la cala del Peñón Cortado en sus rankings de lugares de costa a los que merece la pena llegar. Esta singular cala de Cuevas del Almanzora es mencionada año tras año por esta publicación especializada en viajes por ser un lugar de gran belleza natural y por conservarse como una de las pocas playas con un acceso a pie al que merece la pena llegar.

Así, en el año 2018, esta revista destacaba la cala del Peñón Cortado como una de las playas realmente vírgenes que quedan en Andalucía. En esta ocasión, en este mes de junio, ‘Traveler’ incluye esta parte del litoral almeriense como esas playas inaccesibles de Almería que merecen el esfuerzo.

La redactora del artículo explica: «Podría ser uno de esos escenarios naturales que hicieron de Almería un destino cinematográfico: hablamos de Peñón Cortado, que, con sus grandes rocas y concavidades, aseguran un baño apacible, además de ofrecer sombra. El paisaje de esta cala, encajada entre acantilados y con un fondo marino rico en posidonia oceánica, que asegura la calidad de las aguas, es bellísimo. Claramente, merece la pena el descenso de 400 metros a pie que hay que hacer hasta llegar a ella (eso sí, en camino asfaltado). Se puede llegar en coche hasta el aparcamiento, por la APL-116 (Carboneras-San Juan de los Terrenos), y la cala también es accesible por mar.»